El primer paso para enfrentarse a una situación, es aceptarla. Coaching y PNL.

En un alto porcentaje las personas van a desarrollar cuadros de ansiedad, depresión, inseguridad que irán de más leves a más acusados en función de la intensidad del agente agresor y la implicación en dicha situación. Es importante que, ante cualquier situación de dificultad, se solicite apoyo para aumentar los recursos de esa persona y que así, la supere de la mejor manera posible y sin secuelas, que podrían afectar seriamente a la salud a tu salud.

En este momento estamos ante el Covid-19 pero hay en la vida otras muchas situaciones estresantes ante las que convendría actuar. La prevención es clave. Así se podrían evitar trastornos de ansiedad y depresión futuros.

Las emociones que surgen como consecuencia del “agenteestresor” son varias, aunque las más habituales son: miedo, ira enfado y tristeza.

  • Por un lado, el miedo nos advierte de una posible situación de peligro y una posibilidad de pérdida. El miedo a perder es una emoción que se gesta en nuestro interior desde muy pequeños y que, en este momento resurge, activamos el detonador.
  • La ira y el enfado, no son ni más ni menos que las emociones resultantes del dolor a lo vivido. Y la tristeza posterior, que sería como el punto de partida previo a la aceptación.
  • Con ello quiero destacar que las emociones son importantes porque nos hablan continuamente y nos dan señales de cómo actuar. La tristeza concretamente nos invita al recogimiento y a la introspección.

Cuando identificamos nuestras emociones lo que estamos haciendo es una toma de conciencia, que es clave para poder abordar el proceso de cambio. Es importante pues aceptar dichas emociones porque si tratamos de eliminarlas pueden perpetuarse en el tiempo. Decía William James “El primer paso para enfrentar cualquier situación en la vida es estar dispuesto a que así sea

De manera prácticamente inconsciente nuestra conducta será la derivada, ni más ni menos de unas características fisiológicas y de la representación que nosotros hacemos de ese hecho en concreto. En este caso el Covid-19.

Qué nos decimos continuamente, qué vemos, qué oímos, cuáles son nuestras creencias respecto a este suceso, cómo se comporta nuestro cuerpo (lenguaje corporal no verbal)…

Gracias a la PNL y al coaching es posible realizar un cambio de ese estado a través de una serie de técnicas y herramientas que aplicamos. Pasaríamos pues a una etapa de Resurgimiento.

Debemos Responsabilizarnos respecto a nuestro modo de actuar ante esa situación. Salvo las personas que ya tienen muchos recursos ante el manejo de situaciones conflictivas, éstos son los pasos por los que transitamos ante una situación traumática. Más tarde vendrá la etapa de “Grandescubrimiento”  que pretende enseñarnarnos que, detrás de cada desafío hay un gran aprendizaje

Esto requiere pararse y alejarse de la victimización, de la queja y de la culpa y preguntarse: ¿qué me ha querido aportar dicha situación?, ¿qué puedo y quiero hacer a partir de ahora? Por triste que te pueda parecer, el ser humano aprende del sufrimiento, del dolor y cuánto mayor es la semilla del dolor, más será la del aprendizaje de vida.

Recordad que la vida es una escuela, que tan sólo acaba cuando nos vamos- Y que las circunstancias que nos ocurren tan sólo vienen para nuestra propia evolución y aprendizaje; en función de lo aprendido vamos pasando de curso. Si resulta insuficiente ese aprendizaje repetimos curso a través de nuevas circunstancias, muchas veces, más dolorosas aún.

Llevar las riendas de tu vida es posible mediante un entrenamiento de cuerpo, mente y espíritu. Se puede lograr el cambio. Aunque haya momentos dificiles, SE GRATO ANTE LA VIDA

Sandra de Oliveira
Médico de familia
Coach especialista en programación neurolingüística, y neurociencia

Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *