Los arrendadores podrán estar obligados a prorrogar el contrato de alquiler

Todos los contratos de arrendamiento de vivienda sujetos a la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994, se contempla la posibilidad de una prórroga extraordinaria de su vigencia por plazo máximo de seis meses, durante el cual los contratos se seguirían aplicando en sus mismos términos y condiciones.

El requisito a tal fin es doble: debe coincidir que la prórroga obligatoria o la prórroga tácita previstas en la Ley de Arrendamientos Urbanos concluyan entre el 2 de abril de 2020 y los dos meses siguientes a la finalización del estado de alarma; y el arrendatario debe solicitar expresamente al arrendador la prórroga extraordinaria del contrato.

De darse ambas circunstancias, el arrendador vendrá obligado a aceptar la solicitud de prórroga, salvo que ambas partes convengan otros términos o condiciones de mutuo acuerdo.

Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *