Estas son algunas de las medidas más relevantes de ámbito laboral que afectan a los trabajadores

Publicamos de forma resumida, los aspectos más significativos en EL AMBITO LABORAL de las medidas adoptadas en relación a la crisis del COVID-19, que han sido publicadas en el B.O.E. de fecha 18 de marzo.

Los trabajadores por cuenta ajena que acrediten deberes de cuidado de cónyuge o pareja de hecho y respecto a familiares por consanguinidad hasta el segundo grado tienen derecho a acceder a una adaptación de jornada y/o reducción de la misma.

Prestación extraordinaria por cese de actividad. Con carácter excepcional y vigencia limitada a un mes, a partir de la entrada del 15 de marzo de 2020 o hasta el último día del mes en que finalice dicho estado de alarma, de prolongarse éste durante más de un mes, los trabajadores por cuenta propia o autónomos, cuyas actividades queden suspendidas, o, en otro caso, cuando su facturación en el mes anterior al que se solicita la prestación se vea reducida, al menos, en un 75 por ciento en relación con el promedio de facturación del semestre anterior, tienen derecho a una prestación extraordinaria por cese de actividad siempre que cumplan los siguientes requisitos:

  1. Estar afiliados y en alta, en la fecha de la declaración del estado de alarma, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o, en su caso, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar.
  2. En el supuesto de que su actividad no se vea directamente suspendida acreditar la reducción de su facturación en, al menos, un 75 por ciento, en relación con la efectuada en el semestre anterior.
  3. Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. Cabe la posibilidad de que el órgano gestor invite al pago al trabajador autónomo para que en el plazo improrrogable de treinta días naturales ingrese las cuotas debidas.

La cuantía de la prestación se fija aplicando el 70 por ciento a la base reguladora. Esta prestación se limita a un mes.

Flexibilización de los mecanismos de ajuste temporal de actividad.

Se califican como causas de fuerza mayor a efectos de suspensiones de contratos y reducciones de jornada las pérdidas de actividad como consecuencia de la crisis COVID19.

Si la empresa decide la suspensión de contratos o la reducción temporal de la jornada de trabajo se aplican las siguientes especialidades:

El procedimiento se inicia mediante solicitud de la empresa junto con un informe relativo a la vinculación de la pérdida con el COVID 19. El plazo de resolución es de 5 días.

Compartir en:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *